• Usuarios de la Obra Social repartieron el chocolate entre los asistentes a la fiesta
    • Los miembros de la Coral Clavé XXI durante su actuación
    • Los asistentes a la fiesta se animaron a formar la conga al ritmo de la música
    • El público se animó con las canciones de rumba y salieron a bailar
    • El público se animó con las canciones de rumba
    • El grupo Micu interpretó varias canciones que arrancaron a bailar a los asistentes

La Barceloneta celebra Santa Luisa a ritmo de rumba

09 05 2019 Obra Social Santa Lluïsa de Marillac Actes/Actos

 

La celebración del día de Santa Luisa de Marillac se ha adelantado este año un día en la Obra Social de Barcelona que lleva por nombre a la fundadora de la Compañía. Este miércoles 8 de mayo, la Barceloneta pudo disfrutar de la fiesta organizada por las Hijas de la Caridad, junto a los voluntarios, trabajadores y usuarios de la Obra Social. También se acercaron a disfrutar de la fiesta algunas de las mujeres y trabajadoras de Llar de Pau, así como vecinos del barrio y turistas que pasaban por allí.

La velada arrancó a las cinco de la tarde, con la actuación de la Coral Clavé XXI del Palau de la Música, formada por alumnos del colegio Sant Joan Baptista de Barcelona. Los jóvenes cantantes interpretaron cuatro canciones de la cantata del Follet Valent, ante la atenta mirada del público, que aplaudió con entusiasmo al acabar el pequeño concierto.

Luego llegó el turno de la rumba catalana del grupo Micu, que interpretó repertorio propio, así como canciones tan populares como ‘El Muerto Vivo’ de Peret, ‘Sarandonga’ de Lolita Flores o ‘El Cuarto de Tula’ de Buenavista Social Club, que provocaron que muchos de los asistentes se levantaran de sus asientos y se pusieran a bailar en el espacio entre el escenario y los asientos. El ambiente se fue animando y poco a poco se fueron sumando nuevos ‘bailadores’. Incluso se llegaron a formar varias congas que recorrieron la plaza de Hilari Salvadó.

El escenario se adornó con una tela de grandes dimensiones decorada en un taller de la propia Obra Social de Santa Luisa.

Cuando el concierto acababa, usuarios de la Obra Social de Santa Luisa de Marillac, junto a trabajadoras y hermanas, repartieron chocolate caliente y melindros entre todos los asistentes, que pudieron disfrutar un año más del jolgorio de la fiesta en honor a la fundadora de la Compañía de las Hijas de la Caridad.