• Foto de grupo con algunas de las participantes en el taller, las voluntarias y trabajadoras de Llar de Pau
    • La lectura de los poemas fue seguida con mucha atención por todas las asistentes en Llar de Pau
    • Las mujeres recitaron con mucha pasión los poemas preparados para los Juegos Florales
    • Las mujeres recitaron con mucha pasión los poemas preparados para los Juegos Florales
    • El día de San Jorge las mujeres participaron en un taller de puntos de libro

Los Juegos Florales cierran la celebración de San Jorge en Llar de Pau

29 04 2019 Llar de Pau

 

Las mujeres de Llar de Pau han celebrado San Jorge por partida doble. El día 23, tras disfrutar de un desayuno especial estilo buffet libre, como los que se ofrecen en los hoteles, las mujeres participaron en un taller de puntos de libro organizado por la escuela de educación especial Léxia. Posteriormente, recibieron un broche en forma de rosas de colores que algunas de ellas fabricaron en un taller de fin de semana organizado por una educadora de la casa.

El día de San Jorge no podía acabar sin rosas y mientras se preparaban las mesas para la comida, cada mujer recibió la típica flor.

JUEGOS FLORALES

Dos días después, el 25 de abril, la celebración de San Jorge prosiguió con la organización de los Juegos Florales, en los que las mujeres recitaron poemas elegidos por ellas mismas. La actividad surgió del taller semanal de poesía, dirigido por Marta, voluntaria, poetisa aficionada y con un largo trayecto colaborando en la casa. Ella fue la encargada de organizar el evento, que despertó mucha expectación entre las mujeres y las trabajadoras de la Casa de Convalecencia.

Las mujeres recitaron con mucho sentimiento hermosos versos y alguna de ellas se emocionó. Sus poemas fueron acompañados por el sonido del teclado de la pianista Concha, que interpretó una serie de melodías que resaltaron el poder de las palabras.

Después de la lectura de los poemas, las mujeres recibieron un regalo, un libro de mandalas, a las que son muy aficionadas. También pudieron disfrutar de la actuación de la joven cantante Patricia junto a Concha, que les dedicaron una bonita canción como cierre del acto.

A continuación, todas las participantes en el recital, así como el público que asistió, pudieron disfrutar de una merienda especial: chocolate con porras y horchata. Un punto dulce para una emotiva tarde de poesía.