• El retorno del hijo pródigo, de Rembrandt

El voluntariado afrontado desde la resiliencia

03 04 2019 Formacions/Formaciones

 

Más de cuarenta personas asistieron este martes 2 de abril a la jornada de formación para voluntarios sobre resiliencia, impartida por la directora general de Protección Civil de la Generalitat de Catalunya y trabajadora social de formación, Isabel Ferrer.

La conferenciante definió la resiliencia como la “capacidad de crecer y superarnos en una situación de dificultad”. “Es mirar de otra manera, desde otra perspectiva”, añadió Isabel Ferrer, ante la atenta mirada de los voluntarios y trabajadores de las diferentes obras de la Fundación de las Hijas de la Caridad que asistieron a la formación.

“Resiliencia no es invulnerabilidad, es una característica sobre la que hay que ir trabajando”, explicó Isabel Ferrer, que insistió en que no es algo que todo el mundo tenga, pero sí que todos pueden desarrollar, pues hace falta un detonante para iniciar el proceso para que aflore la resiliencia.

El Retorno del Hijo pródigo, de Rembrandt

La experiencia personal de Isabel Ferrer como trabajadora social le ha enseñado que “hay que aceptar que no hay una respuesta única ni una verdad mejor”. Para entenderlo, propone cambiar la perspectiva desde la que miramos las cosas, para que así podamos ver la realidad en su conjunto.

Los aspectos básicos de la resiliencia son el vínculo que se ha de establecer con la otra persona para trabajar y la búsqueda del sentido de la vida. La acogida desde la resiliencia exige un conocimiento mutuo, verbalizar el compromiso incondicional con el otro y un vínculo, explicó Isabel Ferrer, que puso ejemplos del mundo de la cultura en los que la resiliencia está muy presente, como la película 'Billy Elliot' o el cuadro de Rembrandt que ilustra este texto, 'El retorno del hijo pródigo'.

Al finalizar la formación, la conclusión general de los asistentes era que la formación, que duró una hora y media, se había hecho corta, de lo útil que la encontraron. Dani, voluntario en Vincles, destacó que le había parecido “muy interesante, porque la resiliencia nos afecta a todos. No es tanto lo que podemos hacer por otros, sino que en un día determinado que tengamos un problema, podamos afrontarlo”.

Otra voluntaria de Vincles, Rosa María, resaltó que Isabel Ferrer hubiera utilizado ejemplos gráficos, algo que “es difícil. El discurso ha sido concreto y contundente”, añadió.